Crítica: “Boyhood, momentos de una vida”

By | 13:37 1 comment

Boyhood-movie-poster

Es larga –casi tres horas- pero vale mucho la pena verla. La película fue grabada con los mismos actores principales durante 12 años reales, lo que permite ver al espectador los cambios, a la vez de ser una metáfora de lo rápido que pasa el tiempo. Esta maravilla del cine independiente estadunidense está dirigida y escrita por Richard Linklater (Antes del anochecer (2013), Me and Orson Welles (2008)). Y es un drama que pese a estar rodado a lo largo de 12 años -concretamente desde el año 2002 hasta el 2013-  y pese a los años que se tardó en producir, de rodaje real Linklater sólo empleó 39 días a fondo. 

El film cuenta la historia de Mason (interpretado por Ellan Coltrane) a partir de los seis años hasta los 18. En ella se ven más que se explican los cambios que el protagonista sufre durante esa etapa: cambios de escuela, mudanzas, peleas, desilusiones y búsquedas de su propio camino en la vida, todo desde la perspectiva intimista del cine independiente.

La película está muy bien cuidada: cada plano, cada escena, cada movimiento de cámara pensado al milímetro –hasta tal punto que da miedo- y rodado a la perfección. El montaje es una de las características principales de la película. Es un montaje detallado, controlado al segundo para que todo cuadre. Esta es un puzle en la que cada pieza suelta, cada escena corta no dice nada, pero todas juntas forman un puzle, un maravilloso puzle lleno de sentido que fluye con una suavidad deliciosa.

Boyhood-Gallery-4

Boyhood (del inglés, infancia/niñez) es una maravilla cinéfila. Pese a que muchas veces los diálogos no dicen nada, son surrealistas y hasta carecen totalmente de sentido el director, deja que sean las imágenes las que cojan la fuerza, las que brillen, las que en realidad nos expliquen ese transcurso en medio de la infancia y la adultez.

Vemos como los cambios transcurren en cada uno de los personajes, como crecen, como engordan, como envejecen, como nacen otras vidas. Como mejoran o empeoran cada uno de ellos. Esta es una película sobre momentos de una vida cualquiera. Esta es una película sobre lo que pasa, lo que queda atrás y lo que está por llegar.

 Boyhood-Gallery-8

El film encaja perfectamente en el adjetivo de “normal”. No produce extrañeza, puesto que todos hemos pasado por esa etapa, es un film ordinario dentro de lo que cabe, pero que acostumbrados a la artificialidad del cine resulta atractiva. Es simple y a la vez, llena de emociones. Y eso es precisamente lo que falta en el cine de hoy: simplicidad, honradez y humildad. Sin aditivos, tal cual, porqué cuanto más semejante sea una historia a nosotros más empatía creará con el espectador, y éste es precisamente su secreto: se comunica con él. Esta obra, en mayúsculas habla de lo que conocemos, porqué quien más o quien menos se ha encontrado envuelto en alguna de las situaciones que se describen.

Los saltos temporales se encajan y el director sabe salirse de sobras en el entuerto temporal fílmico dónde se ha metido. Hasta tal punto que realidad y ficción se confunden. Es tan mundana, tan ficticia y a la vez tan real que cuesta discernir que lo que estamos viendo es un montaje ficticio y no un documental sobre el imparable paso del tiempo.

“¿Qué te hace pensar que los elfos puedan ser más mágicos que una ballena?”

 

Sin título4

 

Premios: Mejor director (Festival de Berlín), Sundance Premieres, premio FRIPRESCI a la mejor película del año en el Festival de San Sebastián.

Web oficial: http://www.boyhood-lapelicula.es/

Fuentes e imágenes: IMDB/Filmaffinity/WebOficial

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

1 comentario:

  1. Tengo ganas de ver esta película. Me produce mucha pero mucha curiosidad lo de que se haya tardado 12 años en terminarla dedicándole sólo un par de días al año!
    A ver cuando tengo un hueco y la veo!

    un besote guapísimaaaa <3

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario! ¡Feliz día!
PS: Por favor, no dejes la URL de tu blog o no lo publicaré.
Si vas a dejar un comentario tipo 'no me llama. Besis' o similar no te molestes, tampoco lo publicaré.